Virtudes de la Hazrat Zainab (saludos sean para ella)
sábado , 12/19/2020 - 15:38
Virtudes de la Hazrat Zainab (saludos sean para ella)
Estamos en un día bondadoso, en el que celebramos el aniversario del nacimiento de la Hazrat Zainab. En un día como hoy del año quinto de la inmigración, Dios otorgó al Hazrat Ali (la paz sea con él) y a la Hazrat Fátima (saludos sean para ella) una hija a la que pusieron por nombre Zainab.

Zainab nació nada más formarse el gobierno islámico en Medina como resultado de la mayor revolución espiritual del mundo, liderada por su abuelo el gran Profeta del Islam. Zainab creció en una familia que era el centro de la historia. Su abuelo era el Enviado de Dios. Su padre, el Hazrat Ali, fue el primer musulmán y es considerado uno de los grandes hombres de la historia del Islam, y su madre, la Hazrat Fátima, era la única hija de Profeta del Islam y conocida como la Dama de todas las mujeres del mundo. Así que Zainab fue testigo de los altibajos del inicio del Islam. Ella durante los cinco años del gobierno de su padre estuvo presente en la casa del Hazrat Ali como la gran hija del mayor líder político y espiritual del mundo del Islam. Durante todo ese tiempo participó en cada una de las actividades sociales y políticas más importantes de los diversos escenarios, uno de ellos, la educación, hasta cuando ocurrió la tragedia de Karbala. Un suceso que es un gran fragmento doloroso de la vida de la Hazrat Zainab. Estimados oyentes felicitamos el aniversario del nacimiento de esta gran dama y les invitamos escuchar algunos episodios de la vida de esta gran dama.

En la historia del Islam ha habido muchas mujeres sacrificadas que, con su presencia constante y activa en los escenarios sensibles tanto políticos como sociales de su comunidad, han cambiado el rumbo de la historia y así han registrado su nombre en la lista de las mujeres históricas. Sin embargo, la Hazrat Zainab se erige como un símbolo y modelo para todas las mujeres y los hombres amantes de la libertad del mundo. Zainab es una mujer que pertenece a ayer, hoy y mañana, porque los valores como la dignidad, devoción a Dios, justicia, honor y libertad que ella desarrollo altamente no pertenecen a una etapa o a una comunidad especiales. Por tanto, los grandes hombres tienen un concepto más allá de la historia. La Hazrat Zainab es una mujer única ya que tuvo la gracia de recibir abundantemente la luz eterna del Imamato.
El periodo de su niñez transcurrió en los brazos cariñosos del Profeta y los primeros miembros de su familia. Ella recibió la educación de una madre piadosa y adornada con características elevadas y de perfección espiritual y celestial. La Hazrat Zainab es imagen del conocimiento y la sabiduría del Profeta, reflejo de la piedad y ls adoración del Hazrat Ali y del sacrificio de su madre la Hazrat Fátima, también muestra la organización y la paciencia del Imam Hasan (la paz sea con el) y es un signo de valentía, valor y coraje de su hermano el Imam Husein (p), de hecho, uno de los puntos evidentes en la vida de la Hazrat Zainab es su gran amor y cariño hacia el Imam Husein (la paz sea con el).Este cariño era tal que incluso puso como condición de su matrimonio con Abdula ben Yafar, que siempre iba a acompañar a su hermano el Imam Husein. Se ha narrado que cuando habían pasado tres días del matrimonio de la Hazrat Zainab, para saber el estado de su hija, el Imam Ali fue a la casa de su hija y, al entrar, la vio triste. Le preguntó: “hija mía, ¿no te gusta estar casada?” La Hazrat Zainab, le contestó: “no”. El Hazrat Ali le preguntó: “entonces, ¿qué es lo que te molesta?”. La Hazrat Zainab se echó a llorar y le contestó: “hace tres días que no he visto a mi hermano Husein que es como mi alma, mi vida, y le extraño”. Pues, el Hazrat Ali se fue a su casa y vio a Husein que también estaba triste. Le preguntó: “hijo mío, ¿qué ha pasado, cuál es el motivo de tu silencio? El Imam Husein respondió: “hace tres días que no he visto a mi hermana, mi querida Zainab, que es como mi madre y mi alma esta con ella”.

Hasta hoy hay más de 1400 años de intervalo histórico entre nosotros y la Hazrat Zainab, pero a pesar de esta distancia, la Hazrat Zainab es una dama que no solo ha hecho historia, sino que ha dado un soplo nuevo a la historia. La personalidad de la Hazrat Zainab es modelo de muchas personas, especialmente para las mujeres del mundo. Ella, la gran dama del mundo del Islam, predicadora y maestra, dio continuidad al gran evento de Ashura. La Hazrat Zaynab estuvo presente en cada momento del suceso eterno de Karbala. La noche del exilio y el desplazamiento de la tarde de Ashura, escuchó la amarga despedida de su querido hermano y luego fue testigo de su martirio en defensa de los derechos de los musulmanes ante los opresores, por lo que es paradigma único de todas las edades.

Su fuerte voz hizo temblar el palacio de la tiranía y la opresión de Yazid y también retumbó en el corazón de la historia. Cuando la llevaron prisionera, con las manos atadas en la caravana de sufridos entró en el palacio lujoso de Yazid, mientras todos esperaban que pidiera perdón, pero Zainab condenó a Yazid en su propio palacio en medio de la fiesta por lo que consideraba su victoria. Ella resistió ante los líderes despóticos, y sangrientos omavíes y reprochó a todos sin miedo. Las palabras contundentes de la Hazrat Zainab, no solo sacudieron las bases de la tiranía de los omavíes sino que están dirigidas a todos los sistemas de corrupción de todas eras. Ella, en condiciones en las que aparentemente había fracasado y las cabezas de los mártires estaban sobre las lanzas, es decir, en el peor estado que se pueda imaginar, se dirigió a Yazid, un califa que no solo en el mundo del Islam sino que en toda la región era conocido por su poder absoluto. Ella le dijo: “anhelarás que ojalá hubieras sido manco y mudo y nunca hubieras pronunciado esas palabras, ni hubieras hecho lo que hiciste. ¡Oh Dios! ¡Restituye nuestro derecho y véngate de aquel que nos ha oprimido, y haz descender Tu ira sobre aquel que derramó nuestra sangre y mató a nuestros compañeros!” Las palabras elocuentes y contundentes de la Hazrat Zainab, aquella mujer prisionera, esclava en la corte de Yazid, puso bajo tela de juicio la total legalidad el gobierno de los omavíes. Las palabras de Zainab tenían tal influencia que era considerada la más elocuente entre los árabes. Todos se quedaban sorprendidos de la valentía con que pronunciaba sus palabras que solo igualaban a las de su padre Ali. La gente decía: “parece que Ali habla a través de la lengua de Zainab”. Ella le dijo a Yazid: “esta gran calamidad me ha obligado a hablar con un hombre como tú (porque tu prestigio es tan bajo que no merece que hable contigo) eres más bajo y pequeño de lo que aparentas. Has de saber que causa asombro y es bastante sorprendente que las nobles personas del Partido de Dios son asesinadas en la guerra contra el Partido del Demonio, que eran unos esclavos liberados, y que nuestra sangre gotee de la punta de sus garras y nuestra carne caiga de sus bocas, y que estos puros y purificados cuerpos sean siempre alimento para sus feroces lobos. Oh, Yazid! No piensen que aquellos que han brindado sus vidas en el camino de la piedad y por la glorificación de Dios están muertos. ¡No! Ellos viven y son alimentados por Dios. Ellos están felices por las sublimes bendiciones del martirio que han sido derramadas...”.

La Hazrat Zainab, destacando que nadie puede eliminar de la historia a la familia del Profeta, añadió: “Yazid utiliza todos tus esfuerzos, rencores y tretas pero debes saber que cada vez más que trates de vengarte, no serás capaz de que la gente se olvide de nosotros. No tienes poder para eliminar nuestra revelación y apagar nuestras palabras. Haz de saber que tu celebración es corta y te queda poco pues vas a morir muy pronto ya que te has destruido tú mismo. Llegará un día que el proclamador de los derechos te gritará, maldito sean los crueles y opresiones.
Luego Zainab acabó su discurso dando gracias a Dios. Dijo: “Ahora yo alabo a Dios que ha empezado nuestra vida con la felicidad y el perdón y acabó nuestra vida con el martirio lleno de bendiciones”.

Dios aumenta la recompensa de nuestros mártires y nuestro destino también está en sus manos. La Hazrat Zainab, con estas palabras, recuerda que no solo el martirio de su hermano ha sido un acto bello, sino que su cautiverio y el del resto de la familia del Profeta también han aumentado esta belleza.
Dios dio honor y dignidad. Asi ña Hazrat Zainab se convirtió en un ser que sobrepasó la historia. Ella dio honor a la valentía y vistió la impotencia de grandeza. Ella es una dama que enseñaba a la gente el camino para enterrar la tiranía y la opresión. Una dama, cuyo cautiverio, iluminó la presencia activa de las mujeres castas en los diferentes escenarios políticos sociales al tiempo que desmanteló la ecuación política dominante en la comunidad. A la espera de seguir a esta Hazrat y elegir el método de su vida en el camino de la salvación, otra vez felicitamos el aniversario del nacimiento dela Hazrat Zainab a todos ustedes estimados oyentes.